Seleccionar página

Cerrajeros Urgentes
La seguridad de tu hogar debe estar siempre cubierta al máximo, ya que en caso de que se manifieste una disminución en la misma, los niveles de desprotección aumentan conduciendo todo ello a un estado de incertidumbre de que pueda siempre pasarte lo peor, como es la pérdida de tus bienes o en tal caso la colocación de tus seres queridos en situaciones de peligrosidad.
Todo esto conduce a las personas a protegerse en un momento determinado, con la finalidad de así poder sentirse tranquilos nuevamente.
Es por ello, que siempre debes estar en constante vela por tus artículos del hogar que te proporcionan seguridad, en este caso, te estamos hablando de las puertas, en estas reside una gran importancia ya que se convierten en la murallas que evitan el ingreso de personas malintencionadas a tus instalaciones.
Uno de los aspectos de mayor relevancia que presenta una puerta, son las cerraduras, estas son aquellas en las cuales introduces la llave, sea cual sea el tipo de la misma; es por esto que siempre debes estar atento a revisarla y considerar cambiarla ante estas situaciones:
La cerradura comienza a hacer sonido, es decir, por más mantenimiento que le realizas la misma cada vez que introduces la llave, emite pequeños chirridos, esto es señal de que el paso del tiempo ha hecho de las suyas en el interior de las mismas, lo que puede ocasionar graves inconvenientes como el trabado de las mismas.
En el caso de las cerraduras de tres pasos, el problema más común que suelen presentar reside en que estas comienzan a resecarse al punto tal de que se traban, ya no pudiendo lograrse hacer nada para solventar eso, lo cual ocasiona en muchos aspectos que la puerta deba ser removida en su totalidad.
En el caso de la cerradura que se cae, esto obedece a un desgaste de los tornillos, el cual ciertamente puedes solventar de forma pronta, pero en todo caso también puedes considerar el cambio general de la misma.
Cambiando cerraduras, mejorando seguridad.
Un cambio de cerraduras, no obedece necesariamente a un capricho, sino por el contrario a la razón de ser de mejorar nuestros parámetros de seguridad, todo esto proporciona gran confort y sobre todo confianza, veamos los pasos a seguir para cambiar la cerradura:
Vas a necesitar de pocas herramientas, las principales son un martillo, destornillador o navaja, luego vas a requerir de un paño suave el cual es primordial para el retiro de sedimentos.
Procura asear el área antes de iniciar, siempre es conveniente la limpieza de la misma, para poder así trabajar con mayor comodidad, por otro lado trata de retirar con esto todo el sucio que se encuentre en la cerradura en especial en los tornillos.
Ahora bien, procede con extremo cuidado a retirar los tornillos que sostienen la cerradura, si te cuesta mucho tal vez sea necesario, aplicar un poco de agua sobre la misma, esto obedece a que hay mucho sedimento, y la misma esta incrustada junto con este a la puerta, una vez hecho esto vuelve a intentarlo, el proceso resulta al principio dificultoso pero veras que con la paciencia debida podrás lograrlo.
Ahora bien, trata de retirar la cerradura con mucho cuidado, luego procede a limpiar el espacio donde esta se encontraba, y a colocar la cerradura nueva, asegúrate de ajustarla lo suficientemente bien con los tornillos para evitar problemas a posterior de desestabilización de la misma.
Una vez hecho esto, te aconsejamos pruebes la cerradura abriendo y cerrando, si notas que esta baila ante los movimientos de la llave, es necesario que la ajustes nuevamente.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies